Afectación hematológica en Covid-19

En relación con la afectación hematológica por SARS-CoV-2 se ha detallado que alteraciones en el laboratorio como leucocitosis, neutrofilia, linfopenia y la relación neutrófilos/linfocitos definen progresión de enfermedad; mientras que el aumento de la LDH, ferritina, dímero D, transaminasas, PCR, IL6, tiempo de protrombina y trombocitopenia determinan su pronóstico. Está descrito el papel de la inmunotrombosis en la coagulopatia por COVID-19, la importancia del endotelio, la inflamación con la tormenta de citoquinas y la hipoxia que conllevan fisiopatológicamente a una CID francamente trombótica. Recientemente se describe el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico y sus variedades clínicas como Enfermedad de Kawasaki típico o atípico, Miocarditis y shock séptico que involucran un manejo multidisciplinario con una terapia basada en  esteroides, inmunoglobulina, anticoagulantes y antiagregantes. En cuanto al uso de heparina de bajo peso molecular ésta tiene indicaciones específicas determinadas por la gravedad del paciente, factores de riesgo o presencia de trombosis y la indicación de hemoderivados se justifica en los pacientes que progresan a CID hemorrágica. Aún no se reportan experiencias del uso del plasma convaleciente en niños.